DOSMILproducciones

Arequito: Muere una niña de 14 años por mala praxis.

BASTA DE MUERTES POR MALA PRAXIS


DIA7-Casilda: Impensable en estos tiempos que alguien pudiera morir de apendicitis; aunque si lo vemos desde la falta de políticas de salud pública, nos vamos a dar cuenta que todos estamos en serios riesgos. La menor de 14 años que fuera mal diagnosticada en el SAMCO de Arequito finalmente murió este miércoles por una infección generalizada a consecuencia del cuadro de peritonitis con el que ingresó al Hospital de Casilda. La familia sostiene que fue un abandono médico.

Este es el comunicado oficial emitido por el SAMCo:
“Desde el SAMCo y la Sec. de Salud,, en horas de la mañana, se contactaron con el Ministerio de Salud de la Provincia, en la persona de la Dra. María Andrea Uboldi, para solicitar se inicie el Protocolo de Investigación Administrativa, que implica evaluación de la atención profesional, relevamiento de información escrita y descargo de los profesionales participantes. Los mismos quedaron separados de sus funciones mientras dure el proceso de investigación correspondiente”.
“Asimismo, todos quedamos a disposición de las autoridades competentes y de la familia de la menor, a quienes acompañamos en este difícil momento”.

Milena Sánchez, de 14 años, ingresó este domingo al Hospital San Carlos de Casilda con un cuadro de peritonitis aguda luego de haber sido prácticamente “abandonada” por el personal del SAMCO de Arequito, quienes durante 4 días la trataron con “ranitidina” por una supuesta gastroenteritis. A pesar de los marcados síntomas que presentaba la menor y pese a la insistencia de la familia en trasladarla a un centro de mayor complejidad, les negaron la ambulancia, les negaron el traslado, y los tres “profesionales” que la atendieron le minimizaron el cuadro a un simple problema estomacal, sin seguir el más mínimo protocolo de trabajo frente a los síntomas presentados. “Con tan sólo una tomografía podría haber sido diagnosticada y seguramente hoy no estuviésemos llorando una vida tan joven”, relató un allegado al área de salud de la Provincia de Santa Fe.

La negligencia estuvo a la orden del día en el SAMCO de Arequito, en todos sus sentidos. Abandono médico, falta de interés, irresponsabilidad profesional; todo se dio para que la nena no tenga otra salida más que su muerte anunciada. Fue su papá quien el domingo pasado cargó con su pequeña retorciéndose de dolor, en un remis hacia Casilda, ya que desde dicho SAMCO le negaron la ambulancia para su traslado. Hoy, a cuatro días de esa primera intervención de urgencia que le realizaron en la Unidad de Terapia Intensiva del San Carlos, la pequeña murió a consecuencia de una gran infección generalizada que indudablemente no pudo ser eliminada, incluso ayer martes había sido sometida a otra operación donde intentaron controlar la infección aunque fue en vano.

El cuadro era muy complejo por el avanzado estado de la peritonitis que presentaba. Se perdieron días de oro mientras en el SAMCO le daban sólo una pastilla para la acidez… ¿Y ahora?… Ya es tarde… Milena dejó de sonreír, Milena dejó de sentir, dejó de sufrir… dejó de respirar… Y “Ellos” estarán como cual día feriado descansado en el sillón de su casa, compartiendo una tarde junto a su familia frente al televisor, sin darse por aludidos del dolor que provocaron, sin ni siquiera sentir culpa… Tengámoslos presentes, “Ellos” son los que alguna vez juraron al recibirse de médicos, esos mismo que hoy abandonaron a una nena de 14 años… por negligencia, por desgano, por falta de capacidad o por inútiles pero la abandonaron al fin, y murió. Entonces es hoy donde si las autoridades no dicen basta, será el pueblo quien deba poner los puntos exigiendo por sus derechos.

Tenemos una provincia ausente en cuestiones de Salud Pública, sólo son meros desarrolladores inmobiliarios, vemos centros de salud que parecen sacados de maquetas, inauguraciones de avanzados equipos de diagnóstico, un laboratorio farmacéutico propio con el que cuenta Santa Fe que abastece a la salud pública, tenemos todo y no tenemos nada porque nos falta lo principal… Estamos muy carentes de profesionales con sentido común, con vocación, con empatía… MÉDICOS con todas las letras quedan pocos, somos afortunados cuando los encontramos.

Hasta que no se termine con la gran corrupción que enfrena el poder, no tendremos ni salud, ni seguridad, ni educación. La decisión debe ser firme, y sin dudar, político que duda es un político perdido que no aportará nada a nuestra sociedad, por el contrario se servirá de ella.

La vida de Milena no les importó a ninguno de los responsables del área de salud, ni siquiera a los integrantes de la Comuna de Arequito, quienes como miembros de la Comisión del SAMCO Local deben actuar en consecuencia. Ni el Director del SAMCO ni los médicos que erraron su diagnóstico se acercaron a la familia en estos días de incertidumbre previa a la muerte. Nadie dio la cara, ellos tuvieron que hacer frente a todo, desde trámites, gastos, hasta el inmenso dolor con el que cargan desde pasadas las 10:00 de la mañana de este miércoles 20 de junio cuando les informaron la muerte de Milena.

Es hora de alzar las voces, de hacernos escuchar, de gritar, de señalar, es hora de avergonzar a los responsables, a los asesinos. No hay diferencia entre quien mata con un arma para robar y quien a desgano da un mal diagnóstico y también mata, ambos son asesinos, quizá “delincuentes” también si se quiere el término. Es fácil buscar lavar culpas y deslindar responsabilidades para creer tener la conciencia tranquila, aunque siguen siendo asesinos. Desde el SAMCO llegaron a pretender responsabilizar a su Padre por habérsela llevado en remis a Casilda, siendo que de no haber tomado esa decisión Milena moriría en su casa.

Milena no está más, Milena dejó de soñar y su familia en parte murió también con ella, jamás podrán volver a ser quiénes eran, la muerte se asume pero el dolor queda por siempre. Y se podía haber evitado…

(Visited 38 times, 1 visits today)