Informe de Carlos Maldoni de Monte Maíz.
El hecho se registró el pasado día viernes a la hora 19:00 en zona rural entre las localidades de Wenceslao Escalante y Justiniano Posse.
Su esposo fue a buscar a un médico por un caso de intoxicación o envenenamiento de su esposa la señora Susana López de Brunetti de 52 años.
Cuando el médico llegó al domicilio se encontró con la mujer desvanecida y con secreción o espuma en la boca.
El marido de la mujer manifestó que había encontrado una caja con salames envueltos a la vera del camino rural.
Al llegar al campo la mujer comió los alimentos pensando que estaban en buen estado y su esposo manifestó haberles dado de comer un trozo pequeño de salame a su gato y perro, que murieron a los pocos minutos de ingerir el alimento.
Las muestras fueron enviadas a Bromatología de Monte Maíz, para ser analizadas, ya que aseguran que los salames estaban envenenados.
Llama la atención que una persona consuma estos productos que no estaban en mal estado sino que contenían veneno en su interior.
La mujer ingresó en grave estado al Hospital de Monte Maíz y una vez estabilizada fue derivada a la Clínica Fusavim de Villa María.
El hecho está siendo investigado por la policía, ya que es dudoso.
Susana López tiene 52 años, es oriunda de Monte Maíz y desde hace un tiempo reside en la localidad de Wenceslao Escalante.

El Director de Bromatología Municipal Jorge Lapiana informó que en el laboratorio se realizaron los análisis de Triquinosis a los chacinados encontrados en un camino rural de Escalante y que provocó envenenamiento a una mujer y muerte a dos mascotas. El profesional destacó que los resultaron dieron negativo y que se deberá seguir haciéndoles exámenes para determinar con que tipo de veneno adulteraron los salames.

Susana López de Brunetti se recupera favorablemente en la clínica Fusavim de Villa María.

(Visited 243 times, 1 visits today)