Imagen Noticia

Estuvimos en comunicación con la encargada de mantenimiento del cementerio local, Sra. Selva Noriega quien nos comentó que su hija, quien la ayuda con la tarea de rastrillaje, encontró dos  recipientes llenos de una especie de aceite negro o “aceite quemado” y sal según nos dijo. Los frascos encontrados fueron dos, hallados en diferentes ataúdes, y contenían fotografías “tajeadas” dentro de ellos, fotografías que, además, tenían un alfiler clavado.

Tras verificar el contenido dentro de los recipientes, Noriega procede a la quema de los mismos, ya que esa sería la directiva recibida para casos similares; aparentemente son extrañas prácticas con las que, usualmente, suelen encontrarse en el predio municipal.

Además del extraño relato acontecido en estos días en el cementerio, nos comentó acerca de un suceso similar en el cuál se encontró con una torta, una botella de sidra y una copa de brindis, todo ubicado sobre uno de los canteros ubicado en el acceso principal al lugar. Selva comunicó, finalmente, que ya hizo el pedido para que se coloquen portones en los accesos laterales que son los que durante la noche quedan libres.








(Visited 75 times, 1 visits today)