Con el avance del día domingo, los cielos cubiertos se fueron imponiendo a gran escala. Sin embargo, el avance del sistema frontal no fue muy efectivo a la hora de provocar lluvias, dado que predominaron los registros débiles. 

Una vez que el brazo frontal avanzó hacia el centro norte de la Mesopotamia, la actividad del sistema de baja presión aumentó sobre el oeste y sudoeste de la región pampeana y el noreste de la Patagonia. Se observaron chaparrones importantes en las zonas de influencias de Viedma y Bahía Blanca, con registros superiores a los treinta milímetros. 

Estos acumulados caen a la mitad en el resto del sudoeste de Buenos Aires, siendo muy pobres sobre el sudeste. Las lluvias avanzaron por el este de La Pampa y oeste de Buenos Aires, incluso alcanzaron el sudeste y centro este de Córdoba, con acumulados de entre diez y quince milímetros, puntualmente más importantes.

Leones: 16 mm
Monte Maíz: 22 mm
Colonia Bismarck: 18 mm
Wenceslao Escalante: 24 mm
Laborde: 23 mm
Pascanas: 17 mm
Colonia Bremen: 26 mm
Isla Verde: 24 mm
General Baldissera: 22 mm
Corral de Bustos: 24 mm
Guatimozín: 25 mm
Arias: 22 mm
Alejo Ledesma: 14 mm
Canals: 14 mm
La Carlota: 4 mm
Chazón: 11 mm
Etruria: 9 mm
Justiniano Posse: 18 mm
Ordóñez: 17 mm
Monte Buey: 21 mm
Bell Ville: 16 mm
Marcos Juárez: 17 mm
Los Surgentes: 16 mm
Cruz Alta: 12 mm
Villa María: 27 mm