Un agente de la Comisaría de Marcos Juárez quedó detenido por la desaparición de una mochila con 140 mil pesos en su interior. El dinero había sido entregado por un grupo de menores que lo hallaron en la vía pública, y tras una publicación del propietario en las redes sociales tomaron la decisión de llevarlo a la sede policial.

La mamá de uno de los menores que devolvió la mochila observó una publicación en las redes sociales que le llamó la atención. En Facebook una persona manifestaba haber extraviado el bolso con una suma importante de dinero en la zona céntrica de la ciudad.

Inmediatamente comentó debajo de la publicación que ella junto a tres menores habían trasladado la mochila a la Comisaría de Marcos Juárez, ya que los chicos la habían hallado en la vía pública.

Según informaron fuentes policiales, al hacerse presente en la comisaría la guardia policial ya habia cambiado y el nuevo agente desconocía la situación. Los protagonistas informaron sobre lo ocurrido, por lo que las autoridades policiales convocaron al personal policial que se encontraba de guardia al momento de la devolución.

Además se presentó una denuncia en la Unidad Judicial por lo que tomó intervención el Fiscal de Corral de Bustos – Ifflinger, Pedro Guerra, a cargo de Marcos Juárez por la feria judicial. Junto a Lucas Martinez, Ayudante de Fiscalía, se hicieron presente y ordenaron una serie de medidas para avanzar con la investigación.

En primer lugar se realizó una entrevista con los jóvenes que llevaron la mochila a la sede policial, quienes coincidieron en identificar al masculino de civil que recibió la mochila en la sede.

Y finalmente se procedió a tomar los testimonios del personal policial, quien estaba en la guardia al momento que llegó el bolso con los 140 mil pesos.

La justicia identificó al agente como Mario Derrute, quien se encontraba en la ciudad desarrollando tareas en la dependencia desde hace algunos meses. Quedó acreditado que no había realizada el acta correspondiente para la Unidad Judicial ni se informó a las autoridades policiales.

El Fiscal Guerra, tras analizar los testimonios y pruebas, ordenó la detención del agente. A las pocas horas fue traslado a la penitenciaría de Bouwer. Fue imputado por el delito de “hurto Calificado por la calidad del autor (Policía) e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

(Visited 56 times, 1 visits today)