http://diarioestacion.com.ar/images/noticias/800_1516716779.jpeg


A través de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario, el Ministerio de Agroindustria realizó inspecciones en molinos harineros y cerealeras de Córdoba, con suspensiones y clausuras en las localidades de Arias, Alejo Ledesma, Cavanagh, Isla Verde y Villa Dolores.

En el caso de Arias, Agroindustria informó que se realizó una inspección integral en un molino de harina de trigo, donde se detectó que la firma no declaró en depósito transitorio más de 700 toneladas de trigo acopiados en silo bolsa, a la vez que se hallaron operaciones con depósitos mayoristas de harina no matriculados en el Registro Único de la Cadena Agroindustrial (RUCA). Por eso, indicó que “se instruyeron y supervisaron reformas en el diagrama de molienda, dado que no se garantizaba la inviolabilidad del caudalímetro”.

En Alejo Ledesma, por su parte, se inspeccionó otro molino que omitía información en las declaraciones juradas de movimientos de granos. Además, se encontraron diferencias entre el stock de trigo asentado en los libros de movimientos y existencias de Mercaderías y el Registro Sistémico de Movimientos y Existencias de Granos previsto por la Resolución Conjunta General 4167-E 2017 del Ministerio de Agroindustria y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

En tanto, en Cavanagh se auditó un molino que comercializaba harinas con más de cinco empresas con actividad mayorista y/o depósito de harina sin matrícula en RUCA, tal como exige la Resolución 21-E/2017. “Desde la SUCCA se destacó que se labrarán los correspondientes actos administrativos y se sancionará a las empresas adquirentes”, señaló la cartera agroindustrial.

Por otro lado, en una cerealera del municipio de Isla Verde se verificó una planta en estado de total de abandono que usufructuaba los beneficios comerciales de una matrícula RUCA, que le permitía volúmenes de comercialización que no se condicen con los movimientos declarados. “Se le notificó la suspensión de la matrícula por no informar movimientos por más de un año”, comunicó el Ministerio.

Finalmente, en Villa Dolores se clausuró una planta no matriculada en RUCA que fraccionaba, procesaba y comercializaba granos. “Se procedió a poner bajo interdicción el total de la mercadería hallada en depósito y se constató que operaba con la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) suspendida por la AFIP”, indicó la información oficial.
Fuente: www.infocampo.com.ar







(Visited 58 times, 1 visits today)