Hace unos días un pero raza Pitbull mordió a un niño de 3 años en Justiniano Posse. La criatura estaba jugando en el patio de la vivienda y cuando se acercó al animal este lo atacó produciéndole graves heridas en distintas partes del cuerpo sobre todo en el rostro por lo cual le dieron más de 50 puntos de sutura que motivaron su traslado a Bell Ville para sus curaciones. El veterinario Italo Bonano de Justiniano Posse comentó a FM Medialuna que el padre del menor debió golpear fuertemente con un palo en la cabeza al perro para que suelte a la criatura. El animal fue sacrificado por la familia.

Hace unos quince días también en Posse ocurrió un hecho similar cuando unos menores ingresaron para jugar a una casa sin terminar y fue atacado por un perro de gran tamaño que le produjo heridas. Bonano llamó a la reflexión sobre la tenencia responsable de animales peligrosos y propuso un empadronamiento en el pueblo de animales peligrosos para vacunarlos.

Esto pone en discusión una vez mas la conveniencia de tener animales muy peligrosos conviviendo con niños en un hogar cuando un descuido puede ser fatal.

(Visited 33 times, 1 visits today)