http://www.estasenposse.com/FOTOPRINCIPAL/1264_NOT_unc7.jpgEnero es mes de recambio en Nueva Córdoba. Como cada año, miles de jóvenes llegan desde distintos puntos del país y el interior de la provincia para empezar a cumplir el sueño de la carrera universitaria y el “depto propio”. Y detrás de ellos, el esfuerzo desmesurado de sus padres por hacer realidad esos deseos.

Pero la “aventura” de estudiar no es para nada económica. En 2014, una familia necesitará alrededor de 4.200 pesos por mes para que su hijo estudie en la ciudad de Córdoba, al menos en los primeros meses, porque bien sabemos que la inflación no da tregua.

Esta cifra, calculada en base a un sondeo realizado por Día a Día, se aproxima a lo que una familia tipo necesita para no ser considerada pobre en nuestra provincia. De hecho, el último mes la canasta básica familiar ascendió a los 5.390,69 pesos, según datos del Instituto de Estadística de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Córdoba.


El relevamiento realizado por este medio nos muestra en qué y cuánto gastarán los estudiantes cada mes para poder vivir y estudiar en Córdoba este año, teniendo en cuenta la dinámica de un joven recién egresado de la secundaria que llega a la Capital para cursar una carrera en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Alquiler, expensas, servicios, impuestos y comida son los números básicos a los que se enfrentará ese estudiante mes a mes. Pero si sumamos los gastos relativos a facultad, transporte, salidas y recreación, el costo de vida universitario superará con creces los 4.000 pesos mensuales.

El depto. Como era de suponer, la mayor parte del presupuesto se irá en el alquiler de un departamento. En Nueva Córdoba, barrio donde vive el grueso de los estudiantes, el precio del alquiler de una unidad de dos dormitorios ronda entre 2.500 y 3.000 pesos al mes. A ello, hay que sumarle las expensas, que oscilan entre 700 y 1.300 pesos. La diferencia radica principalmente en la seguridad que tenga el edificio, un factor importantísimo para muchos padres a la hora de elegir el lugar en el que vivirán sus hijos lejos de casa.

Compartir el departamento es la alternativa más elegida por los nuevos estudiantes, ya que si pensamos en unidades para una sola persona, los precios del alquiler van desde los 1.800 a los 2.500 pesos, dependiendo de la categoría, con expensas que no bajan de 700 pesos.

Esto significa que dos amigos que comparten un departamento estándar de dos habitaciones, cocina, living comedor, baño y balcón, pagarán alrededor de 2.000 pesos por mes cada uno, incluyendo los gastos comunes.

Pero los gastos del departamento aumentan cuando se cuentan los impuestos y servicios (agua, luz y gas son los básicos). La suma genera un gasto mensual de 600 pesos aproximadamente. Y sobre ello, hay que incluir el costo de una conexión a Internet y de la televisión por cable, casi “imprescindibles” en cualquier departamento estudiantil, que se llevan otros 200 pesos a la cuenta.

La Facu. La carrera y la universidad que elija cada estudiante determinarán el dinero que él y su familia deberán destinarle a los estudios cada mes.

La Universidad Nacional de Córdoba recibe a gran parte de los estudiantes que vienen del interior provincial y de otros puntos del país. En algunas facultades los estudiantes pagan bonos contribución que no suelen superar los 150 pesos anuales. En general, el mayor gasto de estudio propiamente dicho se compone de los apuntes y libros para cada materia, que promedian 200 pesos por mes.

La situación en las universidades privadas es bastante diferente. Es que si bien varían entre carreras y facultades, las cuotas para este 2014 van desde los 1.000 a los 2.900 pesos mensuales, sin tener en cuenta la matrícula. Además, cada joven tiene los habituales gastos extras por materiales didácticos y apuntes.

La Comida. De todos, este suele ser el presupuesto más controlado. Aunque la inflación también llega a las heladeras de los estudiantes, en general ellos optan por establecer un monto fijo para gastos relacionados con la comida y limpieza. Así, dos estudiantes que comparten departamento pueden llegar a destinar entre 1.200 y 1.600 pesos para el súper, aunque si se hacen muy amigos del delivery, el gasto en “morfi” puede hacerse mucho mayor.

El bondi. El Boleto Educativo Gratuito implementado por el Gobierno provincial en 2012, dio un respiro a los bolsillos de los estudiantes. Gracias a este sistema, los viajes en transporte urbano hacia la universidad son gratuitos, y para los alumnos que vienen del interior, la vuelta a casa los fines de semana, también.

No obstante, hay que contemplar un monto extra destinado a viajes en taxis para ocasiones especiales, que pueden promediar los 100 pesitos mensuales.

Salidas y hobbies. La noche de Nueva Córdoba también se lleva sus buenos pesos. Un estudiante puede gastar, en promedio, unos 700 pesos por mes en salidas nocturnas. Claro está que si a fin de mes el bolsillo está “crocante”, por allí vendrá el ajuste.

También hay que tener en cuenta la cuota de un gimnasio o el partidito de fútbol de todas las semanas que puede jugar un estudiante en Córdoba. Sólo en este punto, el gasto puede elevarse hasta los 200 pesos cada 30 días.

Familia. Casi lo mismo. El presupuesto mensual de un estudiante universitario es apenas menor al costo de la canasta familiar.

$ 8.000 para “empezar”. La búsqueda del primer departamento es tan emocionante como agotadora. Generalmente empieza por un viaje del adolescente en pleno verano, acompañado por alguno de sus padres. Durante un par de días recorren la ciudad y miran departamentos hasta el cansancio. Hasta que encuentran el indicado, el que ambos quieren: lindo, cómodo, seguro y a la medida del bolsillo familiar.

Lo que papá o mamá nunca imaginaron es la cantidad de dinero que hay que desembolsar para que los chicos se instalen. Un mes de depósito, comisión del 5 por ciento sobre el total del contrato, timbrado municipal (1 por ciento del total) y gastos de informes y garantías, son los mínimos para alquilar la vivienda.

Suponiendo que alquilaron un departamento de 2 dormitorios en Nueva Córdoba, que cuesta 3.000 pesos el primer año y 3.500 el segundo (por los habituales ajustes que pactan previamente en el contrato), deberán abonar una suma de casi 8.000 pesos para “entrar”, sin contar el primer mes de alquiler, ni el acondicionamiento del departamento.

Alternativas a Nueva Córdoba. Vivir en Nueva Córdoba se hace cada vez más difícil. Por eso, muchos estudiantes comienzan a barajar otras posibilidades a la hora de elegir el barrio en el que se ubicarán. El Centro, General Paz, Güemes, Alberdi y Alta Córdoba son los más solicitados y con los precios más bajos.

Darío Ledesma, de Ledesma-Strazza Servicios Inmobiliarios, explica que en barrio General Paz, los precios son similares a los de Nueva Córdoba, pero el inquilino gana en calidad de vida. En cambio, en el Centro, los alquileres bajan. Los de un dormitorio cuestan entre 1.500 y 2.000 pesos por mes, mientras que los de 2 dormitorios van desde 2.300 a 3.000, dependiendo de la categoría.

La zona del Nuevo Centro Shopping es otra de las que ha comenzado a poblarse de estudiantes, por su cercanía con algunas universidades. Allí los precios son más bajos, pero claro, hay que resignar un poco de la “comodidad” que tienen las otras zonas. Entre 1.500 y 1.800 pesos cuestan los alquileres de los departamentos de una sola habitación, mientras que los de dos van desde 2.500 a 3.100 por mes. Los mismos precios se manejan en Alta Córdoba, otro de los destinos buscados por los universitarios en los últimos tiempos.

Fuente: Diario Día a día





(Visited 95 times, 1 visits today)