https://i0.wp.com/www.lv16.com.ar/archivos/img/o/1364-1366723211-43.jpeg?resize=601%2C338


Con motivo de la Beatificación de José Gabriel Brochero, el Cura Gaucho como lo conocemos, que se llevará a cabo el 14 de setiembre próximo, la Parroquia “San José” está organizando un viaje para asistir a esa ceremonia.
Quienes estén interesados en participar deben anotarse con Norma Luna o en la Secretaría Parroquial lo más pronto posible por razones de organización.
Se deberá abona $150.- en el momento de la inscripción y puede pagarse el resto en dos cuotas de aproximadamente $100.- en los meses de agosto y setiembre próximo.-


José Gabriel del Rosario Brochero (Santa Rosa de Río Primero, 16 de marzo de 1840 – Villa del Tránsito, 26 de enero de 1914) fue un sacerdote católico argentino, llamado popularmente el Cura Gaucho. Fue declarado “Venerable” por el papa Juan Pablo II en el 2004. El 10 de mayo de 2012 el venerable Brochero quedó a un paso de ser beatificado ya que en ese día una junta médica declaró como milagrosa la recuperación de un niño que estaba al borde de la muerte y cuya sanación se atribuyó a la intercesión del presbítero Brochero; sólo se espera la confirmación del milagro por una junta de obispos y cardenales y la correspondiente bula del Papa Francisco, posiblemente en 2013.1 2

El 7 de Julio de 2012 se reunió una comisión de teólogos para observar el caso del supuesto milagro atribuido a la intercesión del Venerable Cura Brochero, los mismos dieron su aprobación positiva en forma unánime; en octubre se reunió en seción ordinaria una comisión integrada por obispos y cardenales que estudiaron todo el proceso canónico y las conclusiones fueron elevadas al Santo Padre por el prefecto de la Congregación Pontificia para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato.

El 20 de diciembre de 2012, el papa Benedicto XVI firmó el decreto en el que valida el milagro de Brochero,3 y se prevé que la ceremonia de beatificación se realice el 14 septiembre de 2013 en la localidad cordobesa de Villa Cura Brochero.

Nacido en el paraje llamado Carreta Quemada próximo a Santa Rosa de Río Primero, se considera que vino al mundo el 16 de marzo de 1840 aunque aparece registrado un día después cuando fue bautizado. Sus padres fueron Ignacio Brochero y Petrona Dávila. Brochero fue el cuarto de diez hermanos, dos de sus hermanas fueron religiosas del Huerto.

El 5 de marzo de 1856 ingresó al Seminario de Nuestra Señora de Loreto y en 1858 concurre a la Universidad Nacional Mayor de San Carlos en donde conoce al futuro presidente Miguel Juárez Celman con el que inicia una amistad que perdurará a lo largo de sus vidas. El Padre Brochero tomó los hábitos de sacerdote a los 26 años de edad en 1866 y el 10 de diciembre del mismo año da su primera misa.

Brochero colabora en 1867 a socorrer los enfermos y moribundos de la epidemia de cólera que azota a la ciudad de Córdoba.

El 24 de diciembre de 1869 parte de la ciudad de Córdoba para hacerse cargo del curato de San Alberto, actualmente conocido como el valle de Traslasierra, instalado en la localidad de Villa del Tránsito. Allí inició su misión edificando la “Casa de Ejercicios Espirituales de Traslasierra”. Organizó a los pobladores de esa región, entonces muy apartada, construyendo con los vecinos el llamado camino de las altas cumbres, incluyendo interesantes puentes de piedra, que al cabo de 200 km unió la población de Villa del Tránsito (actual Villa Cura Brochero) con la ciudad de Córdoba.

También bregó para que se extendiera el ramal ferroviario desde Villa Mercedes hasta Cruz del Eje, aunque no obtuvo el mismo éxito para que se trazara un ferrocarril desde la ciudad de Córdoba directamente hasta Villa del Tránsito.

Sus últimos años de vida

Brochero en su vejez.

En su vejez el Padre Brochero enfermó de lepra, que lo dejó sordo y ciego. Caracterizado por usar un lenguaje popular, sus últimas palabras fueron “ahora tengo ya los aparejos listos pa’l viaje”. Años después de su entierro se encontró que su cuerpo estaba incorrupto.

La causa de beatificación

En el mes de marzo de 2009 el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos Ñáñez, abrió el proceso que analizó un presunto milagro atribuido a la intercesión del Cura Brochero.

En el año 2012 la Iglesia Argentina estuvo de fiesta: el Decreto de beatificación del Cura Brochero fue firmado el día 20 de Diciembre por Su Santidad Benedicto XVI, gracias al milagro que le atribuyó una junta médica del Vaticano. La Iglesia Argentina celebra este avance en la causa de beatificación ya que se espera poder pronto nombrarlo patrono de los Sacerdotes. Unas palabras del Cura Gaucho: “La gracia de Dios es como la lluvia, que a todos moja” (Cura Brochero).

Otro dato que conmueve el corazón de los cordobeses es que desde el año 1997 un grupo de hombres queriendo revivir los momentos pasados por el cura gaucho en su gran obra de evangelizador , cruzaron las imponentes Sierras Grandes desde Brochero hacia Córdoba, todo esto sin tomar verdadera conciencia de lo que iba a significar ver las innumerables marcas y obras que el cura gaucho había trazado en los pueblos serranos. Luego de haber atravesado parte de los caminos, del cura gaucho se dieron cuenta que no se podía dejar de peregrinar, y un grupo de hombres siguió con esta causa, hoy llamada Cabalgata Brocheriana. Sin imaginar la carga espiritual que se vive al sentirse acompañado en cada momento por el cura gaucho, al cabalgar y retomar fuerzas para seguir. Solo quien vivió esta experiencia podrá contar lo sucedido.


(Visited 261 times, 1 visits today)