El Ingeniero Agrónomo y asesor privado, Valentín Gentiletti de Camilo Aldao , colaborador del INTA , es quien nos dio la información precisa porque él analiza este biotipo, también conocido como «cardo chileno» con múltiple resistencia a herbicidas.
La imagen puede contener: Valentín Gentiletti, sonriendo, exterior y naturaleza

Gentiletti trabaja desde el año 2016 en la Estancia Águila Cautiva de la flia. Uranga , al sur de la localidad , donde comienza hace unos 8 años el foco inicial y ya en ese entonces comprobó que este cardo era inmanejable con control químico . Este último tiempo se dirigió al jefe de la agencia extensión del INTA Corral de Bustos , Juan Pablo Iolle ,para juntos coordinar con el área de malezas del INTA  Marcos Juárez y comenzar a realizar ensayos juntando muestras. Este año con Pablo Belluccini , el ingeniero a cargo de esta área, recolectaron semillas para enviarlas a España , a la Universidad de Córdova,donde realizaron ensayos que determinaron que presenta resistencia a herbicidas como el glifosato y 2,4 D, debiendo utilizar dosis muy superiores para combatirlo.

Actualmente esta maleza se encuentra bastante concentrada en la zona, en Gral.Baldissera , Monte Maíz hasta Pascanas . Si bien este cardo chileno se encuentra diseminado a lo ancho y a lo largo de país, la novedad es que en esta zona surge este biotipo tolerante a herbicidas , ocasionado problemas para el control.
A que esto suceda se lo puede relacionar con el mal uso de herbicidas y aún no comprobado, en Águila Cautiva, habrían utilizado subdosis de los mismos, pudiendo generar alguna mutación al no poder exterminarlo.
Lo que funciona cuando aparecen los primeros manchones en el lote es contratar una cuadrilla de gente y controlar a mano , con la asada , a la vieja usanza. Como manejo integral la estrategia es la rotación de cultivos.

Con el ingeniero también hablamos del mal uso de agroquímicos . Explicó que el herbicida 2 4 D, es uno de los que expide olor y en su formulación éster para esta época del año está prohibido, aunque algunos lo utilizan igual.
La ley de Agroquímicos de Córdoba obliga a la receta fitosanitaria que queda asentada en el sistema del Ministerio de Agricultura de la provincia.
Se nota mucho la falta de control aseguró Valentín y agregó que cada municipio debe tener su área para aplicaciones peri-urbanas, pero en los campos se encarga Policía Ambiental , la cual puede exigir la receta , verificar que la máquina pulverizadora y el operario estén habilitados .Al finalizar destacó la labor del ingeniero agrónomo,que hoy todo productor agropecuario contrata ,debido a las diferentes problemáticas del agro, señalando que a la receta sanitaria la puede extender solamente el profesional.

(Visited 39 times, 1 visits today)