El menor Bruno Arrieta de un año de edad cayó a una pileta tipo pelopincho en su casa de calle Corrientes en la ciudad de Corral de Bustos.
De inmediato una vecina, Daniela Bottone, comenzó a realizarle RCP, en el frente de la vivienda y el posterior traslado en el vehículo de un vecino, Cristian Suárez, que lo llevaba hasta el hospital.
Gracias a las maniobras de RCP la mujer logró reanimarlo en el trayecto arriba del vehículo.
La sra. Botone ha participado de capacitaciones en RCP y primeros auxilios.

La palabra de Claudio Abraham en Radio 2000

 

Asi lo contaba Julia Arballo para CNC y Donají Alma Grande

CUANDO SALVAR UNA VIDA, VIENE COMO REGALO DE REYES

Todo ocurrió en vísperas de la llegada de «Los Reyes Magos», fue ahí cuando el pequeño Bruno Arrieta, de apenas 1 año de edad, cayó en una pileta (tipo Pelopincho) en el patio de su casa, ubicada en calle Corrientes (barrio Ifflinger de la ciudad de Corral de Bustos).
Al percatarse de lo ocurrido, una vecina de Bruno y su familia, no dudó un segundo y comenzó a realizarle las maniobras de RCP al frente de la vivienda, y consiente de que cada segundo cuenta, no dejó de hacerlo aunque el cuerpo del menor no reaccionara. Entre la desesperación y la conmoción por semejante situación, otro vecino, Cristian Suárez, los sube a su vehículo para llevarlos hasta el Hospital Dr. Pedro Vella de nuestra ciudad, y en el trayecto al mismo, Daniela Bottone , una luchadora, mujer, mamá y abuela, y quien no aceptaría un NO como respuesta de Bruno, logra manteniendo las prácticas de RCP sobre el cuerpito del menor, traerlo a la vida nuevamente.

Sin dudas, la fuerza de guerrera, la magia de Reyes y la formación en primeros Auxilios y maniobras de reanimación cardio – vascular hicieron de éste desafortunado accidente, un momento donde aprendemos todos: del compromiso, del amor, la responsabilidad y las precauciones con las piletas en esta época del año.
GRACIAS!!!

(Visited 90 times, 1 visits today)