Al domicilio del Sr. Franco Quiligotti en el barrio San José Obrero sobre la calle 1º de Mayo de Isla Verde, le ingresaron dos veces en tres días. Su esposa Melina Guzmán habló con Luis Ortiz de Estación 95.1 y le manifestó que el lunes en el primer día de clases de los dos hijos fueron a acompañarlos a la escuela y al regresar observó que volvieron a ingresar a su casa y que faltaba el dinero de arriba de la mesa.


El ingreso fue otra vez por la claraboya del baño cuando se ausentó una hora desde las 14 horas: «Es increíble que nadie se dé cuenta, que no vean a nadie arriba del techo y le llame la atención, es horrible llegar y encontrarse con esto», expresó. Si bien no le hicieron desastre mayor, sin dudas buscan solo dinero, ya que hace pocos días encontraron los cajones abiertos.

Franco Quiligotti (Barrio San José Obrero) y Alejandro Rivas (Chile y la cortada de Epec) cuando regresaron luego de haber estado ausentes. (La foto pertenece al segundo domicilio mencionado) sufrieron la semana pasada el ingreso de ladrones a sus casas.

En el caso de Franco Quiligotti fue el viernes anterior a la noche ya que cuando él y su familia llegaron el sábado a la tarde se encontraron con la evidencia .

Ingresaron por la claraboya del baño corriendo la tapa de cemento, la cual Franco no sabía que estaba despegada y por donde puede pasar una persona muy delgada.En esa ocasión no les faltó nada, sólo vieron cajones abiertos, cajas que estaban arriba del ropero en otro lugar y desorden 

Seguidamente Ortiz a entrevistó a el segundo damnificado Alejandro Rivas, quien indicó que igualmente ingresaron por una claraboya, en este caso de la parte trasera, pero al toparse con una puerta cerrada con llave a la que intentaron abrir violentamente, ingresaron por una ventana delantera.

Alejandro estima que fue apenas salieron de vacaciones porque los vecinos le comentaron que vieron la ventana del frente entre abierta durante los días siguientes.

El jueves pasado a las 23 horas, cuando llegaron de vacaciones, al entrar a la casa vieron todo revuelto, tampoco se llevaron algo, evidentemente solo buscaban dinero.Revisaron absolutamente todo, hasta tal punto de desenroscar la luz del techo de un pasillo que da al baño para ver si encontraban algo.

«Me sentí vulnerable y la situación por mi mujer y mi hija, no me hubiese interesado lo material , fue el momento feo que uno vivió» expresó . Agregó que sospecha de dos individuos, no al que apuntan por haber sido liberado de estar preso.

Recordamos que el 20 de febrero tuvimos el hecho de hurto en casa del empresario Leandro Allende donde ingresaron por un ventiluz, también cuando no se encontraba ningún morador.

Hechos muy seguidos uno de otro con el mismo modus operandi.

INFO: ESTACIÓN 95 ISLA VERDE

(Visited 30 times, 1 visits today)