El jóven camilense que estuvo en aislamiento luego de regresar a principios de marzo de Europa, y que fué dado de alta estos días sin presentar síntomas, se dedicó durante estos días a fabricar mascarillas preventivas para el personal de sanidad que lo requiera.


El hospital municipal le solicitó 40 unidades de estas mascarillas que tienen su fabricación local con impresora 3D y que utilizan una radiografía como principal elemento de «escudo» en el rostro.

En la mañana de Radio 2000 dialogamos con Nicolás:

(Visited 15 times, 1 visits today)