http://dryane.com/wp-content/resources/portada.jpgCaída del cabello. Prevención:

Si bien comer sanamente y con muchos nutrientes no te garantiza que no sufrirás de alopecía, lo contrario también privará al cabello de recibir los nutrientes necesarios para crecer fuerte y brilloso. Pero de todas maneras, incorporar a la dieta alimentos que contengan proteínas y vitaminas es la verdadera opción para un cabello excelente.

Estos alimentos son indispensables para nutrir tu pelo:

Cereales, huevos e hígado. Con estos alimentos, tu cuerpo aumenta la ingesta de biotina que es muy altamente necesaria para la salud de la piel, el pelo y las uñas.

La Naranja, aguacate, remolacha y brócoli, aumentan conciderablemente el ácido fólico en nuestro organismo y asi, interviene en la multiplicación de las células y en la creación de glóbulos blancos y rojos.

La Carne, cereales integrales y frutos secos son pura vitamina B. Esta vitamina impide que el cabello comience a resquebrajarse.

Las Almejas, pistachos, lentejas y los mejillones tienen un alto porcentaje de hierro.

Las legumbres y los mariscos son fuentes importantes de sicilio.

Si tienes problemas con la caída del cabello puedes visitar la web http://dryane.com/ donde econtrarás métodos de restauración.

Conoces el método FUE? (Folicular Unit Extraction)

Es un método que no deja ningún signo visible del trasplante, ya que extrae una por una las unidades foliculares de la zona donante de manera individual, para luego insertarla en la zona despoblada unidad por unidad . Es decir, está diseñada para restaurar la pérdida de cabello mediante la extracción y colocación INDIVIDUAL de folículos pilosos. Al no extraer una tira, no hay puntos de sutura ni se usa el bisturí en ningún momento, por lo que no deja marca alguna. El resultado de esta intervención es libre de dolor y sin posibilidad de cicatriz. La cantidad de unidades foliculares que se extraen pueden triplicar a las obtenidas por el método de la tira convencional.

Otra de las ventajas de esta técnica revolucionaria es el postoperatorio. El mismo es muy rápido ya que el período de recuperación se acorta porque las heridas de la extracción son mínimas y se curan entre 24 y 48 horas. Esta técnica puede ser empleada para restaurar otras zonas como por ejemplo cejas, pestañas y barba. Este procedimiento tiene la posibilidad de utilizar pelo de otras partes del cuerpo (pecho, brazos, piernas, área púbica) para añadir densidad adicional. La utilización de pelo corporal se conoce como BHT (Body hair trasplant).

(Visited 61 times, 1 visits today)