• El intendente de la Capital provincial, Martín Llaryora, visitó el remodelado espacio verde que los vecinos ya pueden disfrutar.
  • La última intervención data del año 1955, cuando el arquitecto Carlos David llevó adelante la remodelación de la plaza inaugurada en 1889.
  • Ahora cuenta con nuevas veredas, sistemas de riego por goteo y aspersión, un potente sistema de iluminación LED, más plantas, árboles, césped, canil y patio de las Infancias.

El intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, recorrió esta mañana la remodelada Plaza Colón, que a partir de hoy los vecinos ya pueden utilizar y disfrutar luego de una completa obra de puesta en valor. El lugar quedó totalmente renovado, con mejoras que le devolvieron su esplendor y realzaron su patrimonio arquitectónico y cultural.

La tradicional Plaza Colón vuelve a ser el orgullo de todos los cordobeses

Se trata de uno de los trabajos más importantes en 67 años, la Plaza Colón había sido remodelada en 1955 por el arquitecto Carlos David. Desde hace años presentaba un avanzado estado de deterioro general, producto de décadas sin mantenimiento adecuado y sin inversiones en mejoras. 

Veredas rotas, baldosas faltantes, bancos dañados, luces apagadas, su fuente rota y canteros sin vegetación eran parte de la postal diaria de esta plaza, declarada Monumento Histórico. 

Ante este panorama, el plan ejecutado por el municipio capitalino consistió en un abordaje integral del espacio, con tres ejes definidos: la modernización de las instalaciones, la creación de nuevas áreas y la restauración y resguardo patrimonial de elementos históricos. 

Mejoras para la plaza

En materia de modernización, entre los elementos más innovadores se encuentran la instalación de un sistema de wifi de acceso público, un sistema de riego por goteo y aspersión automatizado, un elemento clave para el mantenimiento de los espacios verdes durante todo el año. 

En este sentido, cabe resaltar que la plaza sumó 59 árboles, más de 3.500 m² de césped, arbustos, flores y rejas bajas de protección en todos sus canteros. 

El extenso y cuidadoso trabajo de restauración y recuperación histórica implicó la renovación de todas sus veredas, con el reemplazo de la totalidad de las baldosas calcáreas dañadas por otras graníticas. 

En su lugar se instalaron réplicas de las usadas por el arquitecto Carlos David en la remodelación del año 1955. En total fueron 3.855 m² de veredas que ganaron accesibilidad con nuevos senderos podotáctiles.

Además, en cada esquina se construyeron explanadas de hormigón con rampas, sumando 12 bicicleteros de hormigón en los laterales del espacio recreativo.

También fueron reemplazados los bancos graníticos rectos y los de hormigón, mientras que se cambiaron aquellos con estructura de hierro y madera por otros de mayor durabilidad. 

A su vez, la red lumínica fue totalmente renovada y potenciada con iluminación LED de bajo consumo. Los trabajos alcanzaron 104 puntos de luz, compuestos por 72 farolas, 8 proyectores y 24 luminarias viales enfocadas al tránsito vehicular.

También se restauraron 57 columnas ornamentales y se cambiaron otras 2. Se sumaron 10 nuevas farolas coloniales y todas las ubicadas en la plaza cuentan ahora con paneles Led de bajo consumo energético. 

A nivel patrimonial, cabe resaltar la recuperación de la fuente de agua, que estaba fuera de servicio, con filtraciones y severamente deteriorada. 

En este mismo sentido se realizaron tareas de conservación, restauración y puesta en valor en las estatuas, columnas, copones y otros elementos ornamentales. 

En todos los casos se trató de tareas que contaron con la supervisión y aprobación de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos.

https://i0.wp.com/www.lv16.com.ar/archivos/img/o/166317_1661874586_344.jpeg?w=1440&ssl=1

Nuevos espacios de esparcimiento y recreación

Según lo explicó el propio intendente Martín Llaryora, el plan integral de recuperación de la Plaza Colón incluyó la generación de nuevos sectores destinados al esparcimiento y la recreación, que se extienden sobre un corredor que ocupa parte de la calzada de calle Rodríguez Peña. 

Donde antes había autos estacionados, ahora hay un “Patio de las Infancias”, un espacio dedicado especialmente para los niños, con juegos de vanguardia e inclusivos, piso antigolpes reciclado a partir de neumáticos provenientes de la economía circular, con reja perimetral de seguridad. 

Además, se realizaron canteros parquizados que embellecen y delinean el lugar, separándose de la calle.  Contiguo a los juegos infantiles se localiza una zona de estar y un canil para perros, con piso drenante, bancos y mesas de hormigón.