En el marco de la novena patronal, el intendente Marcos Rodrigué expresó su malestar por los robos y actos de vandalismos registrados en el último tiempo sobre cosas públicas. Contó que para combatirlos se instalaron diez cámaras de seguridad en lugares estratégicos de la localidad.
“La idea es detectar a quién o quiénes atentan contra el pueblo. Desde el municipio insistimos con el mensaje de que al espacio lo defendemos entre todos”, manifestó Rodrigué sobre los robos que se registraron en los últimos meses en la localidad.
Para combatirlos ya están en funcionamiento diez cámaras de seguridad instaladas en lugares referentes del pueblo.
Además, agregó: “Rompieron parte de la iluminación del paso nivel que conecta la zona norte con la sur, destrozaron plantas y realizaron escarbadas con motos en los distintos canteros de la plaza principal; con la implementación de esta herramienta pretendemos detectar a los autores y poder actuar en consecuencia”.
Fuente: El Emisario

(Visited 46 times, 1 visits today)