https://i1.wp.com/staticf5a.lavozdelinterior.com.ar/sites/default/files/styles/landscape_1008_566/public/nota_periodistica/foto1_182.jpg?resize=549%2C308ElSoberano: La mujer llevaba horas sin atender el teléfono. Fue por eso que un familiar decidió ir a su vivienda para ver si le había sucedido algo malo. El hombre se asomó al patio y fue entonces que la halló tirada en el suelo con sangre en la cabeza.

De esta forma fue encontrada ayer a la mañana María Aidée García, una jubilada de 76 años, quien fue asesinada a golpes en el marco de un asalto en su casa de la localidad de Laborde.

Por el crimen, dos jóvenes fueron detenidos horas después en la ciudad de Villa María y quedaron imputados como supuestos autores de homicidio en ocasión de robo.

Para dar con ellos, a los policías les fue clave el rastreo satelital de la notebook sustraída a la abuela. De hecho, ambos fueron atrapados mientras usaban la computadora portátil en la mesa de un bar.

Uno de los detenidos era veci­no de la víctima. Tanto así que vivía al frente de su casa.

De acuerdo a la reconstrucción del caso, era la mañana de ayer cuando María Aidée García retornó a su vivienda y salió al patio para colgar una ropa que acababa de lavar.

En el inmueble ya la esperaban al menos dos delincuentes. La víctima recibió golpes en la cabeza con un objeto contundente. Se sospecha que su muerte sobrevino en el acto.

Los ladrones tomaron al menos una notebook de la jubilada –quien vivía sola– y otros elementos de valor y posiblemente dinero en efectivo y escaparon en una motocicleta.

Rastreo satelital

En medio de la conmoción por el crimen, un nieto de García llegó a la casa y se dio cuenta del faltante de la computadora.

“El muchacho dijo que la ­máquina portátil contaba con un sistema de seguimiento satelital gracias a un programa que él le había instalado”, contó a este diario el jefe de Departa­men­tales Sur de la Policía, Dante Herrera. “El dispositivo estaba conectado a su celular. Así se logró determinar que la notebook se encontraba en un hotel de Villa María”, añadió el comisario mayor.

Una comisión de policías villamarienses (a 130 kilómetros de Laborde) fue al bar del hotel y vieron a dos muchachos, en una mesa, usando la computadora. De inmediato fueron demorados. Trascendió que al lado de la computadora tenían un papel con la cuenta de correo de la anciana asesinada.

Los detenidos tienen 20 y 22 años. A uno de ellos se le secuestró unos 3.500 pesos del bolsillo del pantalón. Se presume que sería dinero de la jubilada.

La fiscalía de turno los imputó por homicidio calificado en ocasión de robo.

FUENTE: LA VOZ – FM MEDIALUNA

(Visited 142 times, 1 visits today)