MultimediosMaldoni: La “Doctora” Claudia Sosa viene siendo investigada en varios nosocomios donde prestó sus servicios de medicina de guardia, cuando en realidad es auxiliar de enfermería. En el Hospital de Monte Maíz estuvo ejerciendo la medicina como médica de guardia en reiteradas oportunidades engañando a los directivos con una matrícula trucha ya que no posee título habilitante. El escándalo estalló en redes sociales y para corroborar la veracidad, Radio Línea accedió a grupos cerrados de whatsapp que lo integran médicos de la provincia donde manifiestan estas irregularidades de la falsa médica, como el caso del Hospital de Coronel Moldes y el Hospital de Clínicas de Córdoba, donde ante sospechas fundadas se le pidió matrícula y solo obtuvieron evasivas,

En Facebook un tal Claudio Miguel Allende le pide que le devuelva $2500 que le prestó y nunca mas, aquí en Monte Maíz atendió, prescribió medicamentos y hasta recetó análisis durante 20 días hasta su despido.

En medio de una reestructuración importante con gran inversión de dinero tras una gran trabajo de la cooperadora y el municipio, nuestro Hospital intenta optimizarse y es una pena que durante varios días haya sido estafado en su buena fe poniendo en riesgo la vida de los pacientes.

No fue la única

Otro caso de “médico” sin matrícula habilitante trascendió recién esta semana y prestó sus servicios en el Hospital de nuestra localidad entre agosto de 2015 y febrero de 2016. Se trata del “Doctor” Sebastián Velardez Molina quien se desempeñó como médico de guardia y está cursando el tercer año de medicina en la Universidad Nacional Córdoba, hasta el momento se desconoce si en ese lapso hubo que lamentar alguna mala praxis.

LA MANIOBRA

Hacer un sello es muy fácil y conseguir una matrícula falsa más aún, solo hay que buscar el registro del Concejo Médico de la provincia de Córdoba, si es fallecido mejor, y añadirlo al sello como para ir zafando hasta recibirse, o hasta que alguien se avive.

EL NUMERO LA MANDO AL FRENTE

En el caso de la “Doctora” Sosa, el número de la “matrícula” que figuraba en su sello ronda los 30 mil. Nuestro informante desde el Concejo Médico nos explicó que un médico de aproximadamente 45 años tiene un número de matrícula cercano a los 34 mil, la “Doctora” Sosa tiene cerca de 30 años y tenía una matrícula en su sello de 30 mil, es decir que fue una alumna prodigio y a los 13 años ya cursaba medicina en la facultad.




(Visited 70 times, 1 visits today)