ElSoberano: Corral de Bustos – Gran revuelo causó este lunes al mediodía, la presencia de gendarmería en el local de venta de ropa Romina ubicado en calle Santa Fé y 25 de Mayo, cuyos propietarios son de nacionalidad boliviana.
Tal cual lo adelantamos ayer por este mismo medio, dos camionetas con varios efectivos apostados frente al local y un gran hermetismo no pasaron desapercibidos para nadie.

En Corral de Bustos el operativo se limitó solo a ese local comercial y se extendió por mas de 7 horas.
Se supo también que el operativo se desplegó desde la provincia de Santa Fé y tuvo como principales destinos Casilda, Firmat y Chabás y se extendió a Corral de Bustos (Cba) y Pergamino (Bs. As), aunque los resultados no trascendieron.

En Casilda las tareas de las fuerzas federales hicieron foco en un comercio de calle Buenos Aires al 2.700, mientras que en Firmat tuvo lugar en la zona céntrica donde funciona otro local de la firma investigada y cuyo nombre es Modas Romina.

Trascendió que el procedimiento provino del Juzgado Federal Nº 3 de Rosario a cargo de Carlos Vera Barros en el marco de una investigación donde se investiga el presunto delito de trata de personas con reducción a la esclavitud.

Según publica el diario La Capital de Rosario: ” Los dueños de la empresa serían de nacionalidad boliviana y el operativo se habría originado ante una denuncia por esclavitud laboral impulsado por una mujer que prestaba servicio en el comercio de ropa de origen boliviano de Firmat y con sucursales en distintos puntos del país.


La denunciante, que sería del mismo país, habría trabajado además en la casa de los administradores del local sin percibir casi ninguna remuneración pese a las promesas recibidas en once meses que cumplió labores.

Al tomar estado público el caso, se supo que la trabajadora era sometida a un régimen de esclavitud y hasta los patrones le tenían prohibido hablar con vecinos de Firmat, según dijeron.

Cuando la mujer decidió regresar a Bolivia, y pidió a sus empleadores lo adeudado fue acusada de robar a la empresa y no le pagaron. Ella además había puesto al descubierto una serie de irregularidades en materia de condiciones de trabajo dentro local comercial por lo que intervino la Subsecretaría de Prevención y Seguridad Ciudadana municipal de Firmat, lo que visibilizó una situación de precaridad laboral y sometimiento que culminó con la clausura temporaria del local hace un año y medio, y que dio origen a una investigación judicial, que derivo en los allanamientos de ayer.


(Visited 155 times, 1 visits today)