http://www.redpanorama.com.ar/noticias/6968_2.jpgOcurrió en Marcos Juárez. El sofocante calor en pleno partido otra vez prende el alerta en la región sobre los horarios de los partidos en esta fecha del año.
RedPanorama: En momentos en que el pasado día domingo se disputaba la primera final de la categoría B de la Liga Belvillense entre el Club Villa Argentina de Marcos Juárez y Defensores de San Marcos, el jugador Matías Cornara sufrió convulsiones. Ariel Cornara, papá del jugador relató que tuvo que hacer venir a una ambulancia desde San Marcos para trasladar a su hijo desde el Hospital hasta el sanatorio San Roque.


Al finalizar el primer tiempo cuando los jugadores están saliendo de la cancha veo a mi hijo muy agitado y le colocaban hielo en el cuello. Me acerco al técnico y le digo que consideraba que Matías estaba muy sofocado y no se encontraba en condiciones de seguir jugando, pero me manifestó que él no quería salir.

Me dijeron que ni bien se iniciara el segundo tiempo hacían el cambio. Cuando ingresa a la cancha lo veo que está balbuceando y decía cualquier cosa y se sienta, se tira hacia atrás y comienza a convulsionar.

El partido ya se había iniciado. Yo creí que mi hijo se moría, ya que estuvo prácticamente muerto durante 10 minutos. El médico hacía lo que podía pero no había ambulancia y no tenía elementos y herramientas para trabajar.

http://www.redpanorama.com.ar/noticias/6968_4.jpgUna vez en el Hospital pedí que sea visto por un neurólogo. La médica de guardia que lo atendió dijo que el chico tenía que ser observado por un médico neurólogo, pero resulta que las personas que se encontraban en la ambulancia me dijeron que no lo podían cargar y trasladar más. Yo les dije que les pagaba lo que sea, pero que por favor lo trasladen hasta algún sanatorio, pero dejaron el chico ahí.

La médica de guardia quien actuó muy bien, ya que mi hijo fue compensado. Solicité una ambulancia para el traslado, pero me dijeron que ellos no tenían ambulancia. Ante esta situación tuve que hacer venir una ambulancia de San Marcos para derivarlo al sanatorio San Roque, donde quedó en terapia intensiva hasta el día lunes a la mañana, donde fue compensado y reaccionó muy bien y ya le retiraron el suero.

Yo hablo para que no exista otro acontecimiento como este. Es algo lógico y de sentido común contar con una ambulancia en el campo de juego, ya que son personas las que están jugando y ese día hacía mucho calor.

Ante la desesperación, estuve a punto de cargar a mi hijo en mi auto, pero la médica del Hospital me dijo que no era conveniente ya que podía tener otro episodio en el traslado, por lo que esperé la llegada de la ambulancia.


(Visited 119 times, 1 visits today)