Comunicado de prensa CTA Villa María 28-11-2012

Presos políticos de Corral de Bustos: una huelga de hambre para recuperar la libertad

Ante la radical medida tomada por el compañero Juan Marcelo Farías que se ha declarado en huelga de hambre con la finalidad de llamar la atención acerca de su propia situación y la de sus compañeros que están preso en la cárcel de Villa María como consecuencia de lo resuelto en la amañada causa judicial que trató la rebelión popular del 4 de diciembre de 2006 en Corral de Bustos, la comisión directiva ampliada de la CTA, regional Villa María, la Subcomisión en Defensa de los Presos Políticos, junto a las otras organizaciones firmantes, queremos manifestar el dolor que nos causa esta decisión y la total solidaridad con los presos políticos por la pueblada de Corral de Bustos.
En la mencionada ciudad del sur cordobés cuando la población se enteró de la violación y muerte de una niña de 3 años de edad, y ante un casi inexistente servicio de justicia que no resolvía numerosas muertes acaecidas en el lugar, la población reaccionó de manera tal que más del 15% de la población salió a pedir seriedad al juez quien respondió atrincherándose en su escritorio y diciendo que sólo hablaba mediante sentencia. Los ánimos se caldearon, la policía no intervino como correspondía y se terminó incendiando el edificio de tribunales. Hecho del cual fueron acusados algunos de los ciudadanos que participaron en aquella movilización popular, otros recibieron iguales cargos sin haber estado en la localidad el día de los hechos. Así de arbitraria fue la instrucción de la causa, que luego fue plagándose de irregularidades. Quien hoy está en huelga supo declarar que él cuando entró a ayudar gente en el edificio incendiado, vio como un hombre de traje, de tribunales, tiraba papeles al fuego. Quizás allí está la punta del ovillo que nunca se quiso seguir para conocer quiénes fueron los reales impulsores de la quema de un tribunal que no atendía a los vecinos del pueblo, que no lograba avanzar en los casos de droga, que no esclarecía las muertes, que tenía un Juez subrogante que había rendido mal para el cargo pero que lo dejaron porque no había otro, etc.
Ahora Farías (jornalero) está preso junto a Víctor Barbero (abogado), Néstor Pasquini (periodista), Rubén Omar Astudillo (maestro confitero), Juan José Guayanes (repartidor de bebidas) y Horacio Esteban Guayanes (Albañil). Ninguno posee condena firme, las apelaciones se manejan con el moroso ritmo del aparato judicial lo que significa que algunos de ellos ya suman más de dos años encarcelados. Quienes integran el aparato judicial saben bien que la demora en la práctica es la ejecución de una condena que tendría que ser revisada. El Poder Judicial nunca ha hecho una autocrítica a pesar de que existieron denuncias de torturas en sede policial con presencia de agentes judiciales para asegurar testimonios contra los vecinos de Corral de Bustos. Un par de casos ya están en la Corte Interamericana de Derechos Humanos y serán revisados, pero en la justicia cordobesa nadie responde los pedidos de libertad por tiempos cumplidos o por no tener condena firme. Hoy el compañero Farías ha decidido poner en riesgo su integridad física para llamar la atención sobre estos casos. Hace unos días la señora Teresa Barbero habló del cambio de sexo por libertad que se habría dado con funcionarios judiciales de Bell Ville. Hasta ahora los trapos sucios señalados se han lavado u ocultados en el seno de la misma justicia. Osvaldo Bayer, apoyando la causa de los compañeros, declaró que sería una obligación moral de los partidos políticos y las legislaturas formar una comisión que investigue a fondo qué pasó en esta causa. La propuesta tiene sentido y es clara, pero nadie parece escuchar mucho. Quizás logremos que alguien se sensibilice antes de que la huelga produzca daño alguno al compañero Farias quien debería estar en libertad como los otros cincos presos, hasta que se revise la causa.


solicitamos difundir

Néstor Gea, Comisión Directiva ampliada CTA, Regional Villa María.
Jesús Chirino, Subcomisión CTA en defensa de los presos políticos.
Camilo Rodríguez, Centro de Jubilados Municipales del Interior de la provincia de Córdoba, Derna Montero, VACAP- vecinos autoconvocados contra abusos policiales en Coordinadora Antirrepresiva por los DDHH de Córdoba.

(Visited 50 times, 1 visits today)