https://i0.wp.com/www.cadenadelsudeste.com.ar/wp-content/uploads/2012/10/d0182244-Inundaci%C3%B3n-Campos.jpg?resize=285%2C189LaVozDelInterior: Fue el invierno más lluvioso de los últimos 20 años. Le siguió un octubre que en toda la provincia de Córdoba marcó registros bien superiores al promedio histórico para ese mes, y que en el sudeste llegó a marcar el récord de los últimos 50 años.
Pero no hay motivo para guardar el paraguas: los pronósticos anticipan que habrá agua el próximo fin de semana, que noviembre traerá buenas lluvias, y que el verano tendrá registros por encima de los normales. No es todo: se anticipa que de aquí a abril serán más frecuentes de lo habitual las tormentas con granizo y vientos intensos.Eso implica que los municipios deberán estar atentos a planes de defensa civil y la gente deberá seguir ciertas precauciones.
Entre viernes y lunes pasados llovió en casi toda la provincia, pero fue en el centro y el sudeste del mapa cordobés donde se dieron los mayores registros, con marcas de entre 50 y 110 milímetros en cuatro días. Bastante menos precipitó en el norte y en las sierras.



Según el ministro de Agua, Ambiente y Energía, Manuel Calvo, “en agosto, septiembre y octubre cayeron 500 milímetros en la zona de Marcos Juárez”, registro que “no tiene antecedentes en 50 años”. En esa zona, unas 15 mil hectáreas de campo quedaron tapadas por el agua.Córdoba sale con evidencia en 2012 de una década seca, en la que los promedios de lluvias estuvieron por debajo de los históricos.
El observador meteorológico Mario Navarro apuntó que estos niveles de lluvias “no se ven en Córdoba desde la década de 1990”.
Cómo sigue. El pasado fin de semana llovió copiosamente en el centro y sudeste. Según Navarro, entre viernes y sábado habrá “tormentas de verano”, es decir chaparrones dispersos, de variada intensidad, especialmente entre el centro y el oeste, incluyendo la zona serrana.
“Y el domingo habrá un cambio de tiempo con baja de temperatura y vientos rotando al sur nuevamente, con nuevas lluvias, sobre todo en el este cordobés”, indicó Navarro. Así, octubre se iría con más agua aún. Respecto de noviembre, marcó que “estará dentro de lo normal en Córdoba, con entre 80 y 110 milímetros en promedio, salvo en el norte y noroeste, que recibirán más agua que la habitual para ese mes”.
En la ciudad de Córdoba, el promedio anual histórico de lluvias es de 780 milímetros. Ya van 690 acumulados. Según Navarro, 2012 cerraría con no menos de 900.
En cuanto al verano, agua no faltará. “El Pacífico Ecuatorial Norte está en dos o casi tres grados por encima de lo normal, y produce un sistema de baja presión que impacta sobre buena parte de Argentina, Córdoba incluida. A eso se suma el aire húmedo que hay y otros factores”, explicó el especialista cordobés, sobre las razones por las que el agua no aflojará hasta abril. “Los registros estarán por encima del promedio de la década, con tormentas más seguidas de lo habitual, y buena parte de ellas acompañadas por vientos y/o granizo”.El pronóstico coincide con la perspectiva climática trazada para el verano por el meteorólogo Eduardo Sierra para la Bolsa de Cereales: “Las precipitaciones cubrirán la mayor parte del área agrícola (del centro del país), concentrándose en franjas, separadas entre sí, donde se presentará el riesgo de aguaceros torrenciales, granizo y vientos”.
Para la actividad agropecuaria será bienvenida el agua, esencial para buenos rendimientos, mientras no resulte en exceso o acompañada de granizo que afecte los cultivos.
El pasado fin de semana, en el centro y sudeste, las tormentas ya tuvieron esa impronta: lluvias variables en intensidad, con granizo en numerosos puntos y fuerte viento en todo el mapa.


(Visited 58 times, 1 visits today)